Acupuntura y Fibrosis Post-COVID-19

La pandemia de la COVID-19 ha afectado a un número alto de personas en todo el mundo. En el momento actual desconocemos la evolución a medio largo plazo de los pacientes que sobrevivan a la infección por el SARS-CoV-2, especialmente los graves. Según la evolución de los pacientes de brotes similares previos podemos sospechar que puedan presentarse secuelas a nivel pulmonar, especialmente en forma de alteración de la función por fibrosis. El proceso fisiopatológico de la fibrosis a nivel de cualquier tejido sigue una serie de pasos conocidos. Se hace una revisión selectiva de publicaciones recientes sobre el mecanismo de acción de la acupuntura sobre las distintas vías que inducen la formación de la fibrosis, evidenciando que la acupuntura posiblemente modula positivamente estas vías. Dichos mecanismos de acción apoyan la hipótesis formulada de que la acupuntura puede limitar la formación de la fibrosis que seguramente se producirá en un número significativo de pacientes que hayan sobrevivido a una neumonía por la COVID-19.

Meta-análisis sobre el efecto de Acupuntura en subtipos de Linfocitos T en EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad pulmonar crónica frecuente, y frecuentemente asociada al habito tabáquico. Presenta una prevalencia en mayores de 40 años y de 60 años, de 13,7% y 27.4% respectivamente. A nivel mundial es responsable de casi 3 millones de muertes al año.
El desarrollo de la EPOC está en parte relacionado con un desequilibrio de la respuesta inflamatoria inmune mediada por linfocitos T. Los linfocitos TCD4+, TCD8+ y Th17 son responsables de la inflamación crónica característica y enfisema de la EPOC. Comparando fumadores con EPOC con no-fumadores EPOC o fumadores no-EPOC los primeros presentan niveles aumentados de linfocitos TCD8+ en parénquima y arterias pulmonares. De la misma manera los niveles de linfocitos T CD4+ se encuentran aumentados significativamente en fumadores EPOC en vías aéreas y parénquima pulmonar. Durante las reagudizaciones moderadas de la EPOC los niveles de linfocitos T CD8+ aumentan de forma significativa, reduciendo el índice CD4+/CD8+.
Esta revisión estudia el efecto de la acupuntura sobre subtipos de linfocitos T en pacientes con EPOC, incluye 8 estudios aleatorios controlados (n=524). Ninguno de los estudios presentaba alto riesgo de sesgo según la evaluación de riesgo de sesgo Cochrane.
En el meta-análisis de acupuntura adyuvante a terapia convencional comparado con terapia convencional aislada se observa como la primera aumenta significativamente los linfocitos T CD4+ (MD 4.23; IC95%: 1.88 a 6.57; p<0.001), reduce significativamente linfocitos T CD8+ (MD -0.99; IC95%: -1.70 a -0.28; p<0.001), mejora el índice CD4+/CD8+ (MD 0.12; IC95%: 0.03 a 0.21; p<0.01), además tiene un efecto auxiliar de reducir los tiempos de las reagudizaciones y mejorar la efectividad clínica en pacientes EPOC. Los resultados sugieren que la acupuntura puede mejorar la función inmune en pacientes con EPOC. Wu, J. J., Zhang, Y. X., Xu, H. R., Li, Y. X., Jiang, L. D., Wang, C. X., & Han, M. (2020). Effect of acupoint application on T lymphocyte subsets in patients with chronic obstructive pulmonary disease: A meta-analysis. Medicine, 99(16), e19537.

Guía Rápida para el diagnóstico y tratamiento COVID-19

La pandemia de la COVID-19, que se ha extendido a nivel mundial, ha obligado la necesidad de aumentar el conocimiento sobre esta enfermedad producida por un virus, SARS-CoV-2, desconocido hasta hace unos meses. Los médicos necesitamos una guía clínica actualizada cuando surge una urgencia sanitaria de esta magnitud. Los autores de esta publicación han desarrollado esta guía rápida (tanto por el tiempo en su preparación como por lo conciso y a la vez actualizado), incluyendo aspectos de epidemiología, diagnóstico, tratamiento, enfermería y control de infección hospitalaria. Han seguido la metodología recomendado por la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization. (2014). WHO handbook for guideline development. World Health Organization).

Es importante recordar que el SARS-CoV-2 es un patógeno recientemente reconocido y no existe evidencia ni conocimiento suficiente para valorar todos los aspectos de la enfermedad que produce.

La definición de casos incluye caso sospechoso, caso confirmado, casos en racimo, contactos cercanos y exposición sospechosa. Detallan las medidas que se deben adoptar para aquellas personas con un contacto cercano o exposición sospechosa, para personas con sospecha de infección por SARS-CoV-2 y medidas de prevención para viajeros. Expone el diagnóstico de la COVID-19 tanto desde la clínica, como las pruebas de imagen (diferenciando la evolución de la neumonía según las imágenes de TAC torácico utilizando datos del Hospital de Zhongnan de la Universidad de Wuhan) y las pruebas de laboratorio tanto de confirmación como de afectación clínica.

En el abordaje terapéutico menciona que hasta la fecha no existe ningún tratamiento antiviral avalado por un ensayo aleatorizado controlado (esperamos salir pronto de esta duda). Menciona los conocidos problemas de los antibióticos y del empleo adecuado de corticoides en las fases de distres respiratorio agudo de forma juiciosa. Recomienda los cuidados farmacológicos y nutricionales sintomáticos y preventivos de otros eventos clínicos no deseables.

Explican con detalle el tratamiento con medicina tradicional china, básicamente fitoterapia, que debe ser individualizado. Distingue las dos fases primordiales de la fitoterapia la fase de prevención y de tratamiento. Para el tratamiento del periodo inicial de observación médica hace recomendaciones en función de los síntomas principales (predominio de alteración de temperatura o de síntomas gastrointestinales). Para el tratamiento en el periodo de afectación clínica distingue 7 estadios según el diagnóstico sintomático oriental.

Se hace una mención detallada del manejo del paciente crítico desde el punto de vista respiratorio y con necesidades de ventilación mecánica, y del manejo de la inestabilidad hemodinámica.

Termina con recomendaciones de cuidados de enfermería especialmente  dirigido al manejo de pacientes críticos.

 

 

Jin, Y. H., Cai, L., Cheng, Z. S., Cheng, H., Deng, T., Fan, Y. P., … & Han, Y. (2020). A rapid advice guideline for the diagnosis and treatment of 2019 novel coronavirus (2019-nCoV) infected pneumonia (standard version). Military Medical Research7(1), 4.

Revisión Sistemática sobre la Acupuntura en la Sepsis Experimental

La Sepsis es un síndrome clínico sistémico inducido por una respuesta inflamatoria en respuesta a distintas agresiones al organismo, entre ellas infecciones severas. Dicha respuesta inflamatoria excesiva puede causar un fallo orgánico múltiple y la muerte del individuo. Hasta la fecha se han producido grandes avances en el manejo de la sepsis, sobretodo en el aspecto del soporte hemodinámico, respiratorio y en el manejo de las infecciones causantes y secundarias.

Se han publicado en los últimos 20 años varios estudios sobre la efectividad de la Acupuntura en modelos animales y en humanos con sepsis. No existe, hasta la fecha, ninguna revisión sistemática (RS) del efecto de la Acupuntura en el tratamiento de la sepsis. Esta RS de datos en modelos animales pretende ayudar a conocer la magnitud y la dirección de los efectos terapéuticos, a través de una evaluación de la evidencia publicada sobre Acupuntura aplicada tanto previa a la instauración del cuadro clínico como después de su inicio; y de esa manera determinar su eficacia, explorar sus posibles mecanismos y proponer futuras líneas de investigación. La heterogeneidad de los estudios no permite realizar un meta-análisis, que junto con la calidad (6/17 en la puntuación Study Quality Checklist) nos obligan a interpretar los resultados con precaución.

Estudian los resultados de 54 publicaciones (2006-2018) (31% son de los últimos 5 años). La mayoría de los estudios emplearon Electro-Acupuntura (EA), 27 de ellos antes de inducir el modelo de sepsis y el resto después de comenzar el cuadro.

Los resultados del estudio indican que la Acupuntura (E36):

Puede ser útil para reducir las lesiones inducidas por la sepsis a nivel del corazón, pulmones, tracto digestivo, hígado, riñón y el sistema inmune.
Los mecanismos por los cuales infiere este efecto protector pueden incluir: reducción del estrés oxidativo, reducción de la inflamación, optimización de las alteraciones de la microcirculación y el mantenimiento del equilibrio inmune durante la sepsis.

Los autores concluyen que como el uso de la Acupuntura esta avalada por el National Institute of Health (EE.UU.) y por la Organización Mundial de la Salud, puede considerarse a este procedimiento técnico médico como una estrategia suplementaria para el control de la inflamación sistémica.

 

Lai, F., Ren, Y., Lai, C., Chen, R., Yin, X., Tan, C., … & Zeng, R. (2020). Acupuncture at Zusanli (ST36) for Experimental Sepsis: A Systematic Review. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2020.

Tabaco aumenta riesgo de padecer la COVID-19

La COVID-19 es una enfermedad que se está extendiendo de forma alarmantemente rápida entre la población. Por desgracia este cuadro viral tiene una evolución severa en el 20% de los infectados y con una mortalidad preocupantemente elevada, entre 3-10% según poblaciones. Existen una serie de factores de riesgo inevitables como son la edad, enfermedades de base (HTA, diabetes mal controlada, enfermedades cardiacas, enfermedades respiratorias, cáncer…), genetica. Una de las formas para limitar el contagio y evitar la afectación simultánea de la población es el aislamiento social y las medidas estrictas de higiene. El tabaco, y cualquier forma de vapeadores, es otro factor negativo que puede aumentar el riesgo de padecer y la severidad y mortalidad por la COVID-19, siendo recientemente destacado por la Organización Mundial de la Salud ( http://www.emro.who.int/tfi/know-the-truth/tobacco-and-waterpipe-users-are-at-increased-risk-of-covid-19-infection.html ).

Estudios previos han mostrado que los fumadores tienen un riesgo duplicado de contraer la gripe por influenza además de tener síntomas mas graves, en el mismo sentido se ha visto que tienen una mortalidad mayor durante las crisis previa del Cov-MERS.

Vardavas y Nikitara han realizado una revisión sistemática de la evidencia, incluyendo 5 estudios publicados en 2019 y 2020 desde China.  Estudios principalmente epidemiológicos, que permite hacer una descripción de los resultados y de los pacientes. En el estudio de Zhou F et al en un grupo de 191 pacientes, entre los pacientes fallecidos el 9% eran fumadores, mientras que entre los que sobrevivían era del 4%. En el estudio de Zhang, JJ et al de una casuística de 140 pacientes aquellos con enfermedad severa el 3.4% eran fumadores activos y el 6.9% habían sido fumadores, en contraste con el grupo de pacientes no-severos el 0% eran fumadores y el 3.7% ex-fumadores. En el pequeño estudio (n=41) de Huang, C et al ninguno de los pacientes aceptados en UCI eran fumadores, mientras que 3 de los pacientes no-UCI eran fumadores. El estudio más grande (n=1099) de Guan, WJ et al, de los pacientes con enfermedad severa el 16.9% eran fumadores activos y el 5.2% eran exfumadores. Los pacientes que necesitaron UCI el 25.5% eran fumadores activos y el 7.6% exfumadores. En contraste en los pacientes que no tuvieron esta evolución el 11.8% eran fumadores activos y el 1.6% exfumadores. El ultimo trabajo analizado de Liu, W et al (n=78) los pacientes con resultados adversos había una proporción más alta de fumadores (27.3%) comparado con el grupo de evolución más favorable (3.0%), concluyendo que el antecedente de fumador era un factor de riesgo de progresión de la enfermedad (OR=14.28; IC95%: 1.58-25.00; p=0.018). Los autores de la revisión sistemática calculan que los fumadores tienen comparado con no fumadores un riesgo relativo de 1.4 (IC95%: 0.98-2.00) de tener una COVID-19 severa, es decir de un 40% mayor, aunque no estadísticamente significativo, y un riesgo relativo de 2.4 (IC95%: 1.43-4.04) de necesitar UCI, ventilación mecánica y de mortalidad, es decir de un 140% más de riesgo comparador con no fumadores.

Así que siguiendo el consejo de la OMS y del sentido común este es un buen momento para dejar de fumar.

 

1 Zhou F, Yu T, Du R, et al. Clinical course and risk factors for mortality of adult inpatients with COVID-19 in Wuhan, China: a retrospective cohort study. Lancet. 2020

2 Zhang JJ, Dong X, Cao YY, et al. Clinical characteristics of 140 patients infected by SARS-CoV-2 in Wuhan, China. Allergy. 2020

3 Huang C, Wang Y, Li X, et al. Clinical features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, China. Lancet. 2020;395(10223):497-506.

4 Guan WJ, Ni ZY, Hu Y, et al. Clinical characteristics of coronavirus disease 2019 in China. N Engl J Med. 2020.

5 Liu W, Tao ZW, Lei W, et al. Analysis of factors associated with disease outcomes in hospitalised patients with 2019 novel coronavirus disease. Chin Med J. 2020.