Borrar los excesos de las fiestas en tu piel

El exceso de comidas, dulces…, así como ingerir alguna copa de más de alcohol, todo ello unido al estrés que provocan estos acontecimientos navideños y la falta de sueño por los distintos festejos durante estas fechas, pasan factura a la piel, especialmente a la del rostro. Estos abusos y la pérdida continuada de la rutina en las horas de descanso, pueden provocar que, al final de las fiestas, el rostro tenga un aspecto apagado, con ojeras mas marcadas e incluso aparezca acné o arrugas.