El funcionamiento de la acupuntura

La acupuntura desde el punto de vista de la medicina actual

La acupuntura es una técnica médica ampliamente utilizada en todo el mundo; aunque su desarrollo inicial se sitúa en oriente hace más de dos mil años, actualmente está introducida en todos los sistemas sanitarios de los países occidentales.

La acupuntura en la medicina actual

Hasta hace 40 años los médicos occidentales desconocían los mecanismos fisiológicos de la acupuntura, motivo por el cual desconfiaban de los resultados beneficiosos que contaban los pacientes. Esto comenzó a cambiar a principios de los años 70 cuando se empiezan a realizar los primeros estudios sobre el mecanismo de acción de la acupuntura. Actualmente la acupuntura es reconocida como una intervención médica por la organización médica colegial de España y de muchos países occidentales, está recomendada por la OMS para un buen listado de patologías y cada vez más médicos convencionales derivan a sus pacientes a clínicas de acupuntura para el tratamiento de patologías difíciles de curar con procedimientos habituales.


Imagen de paciente recibiendo un tratamiento de acupuntura estética

Efectos de la acupuntura

Estudios en animales y humanos realizados desde hace más de 40 años han demostrado que la acupuntura produce múltiples respuestas biológicas, tanto bioquímicas como neurofisiológicas responsables de sus efectos curativos. Muchos de estos estudios realizados a nivel de laboratorio, repitiéndose en distintas circunstancias y por distintos investigadores, son la prueba objetiva de cómo funciona y por que funciona la acupuntura, motivo por el cual ya no se acepta que se cuestionen las bases neurofisiológicas de la acupuntura como técnica médica. Como cualquier técnica médica la respuesta también tiene cierta variabilidad en distintos pacientes, y como con cualquier técnica médica no se puede garantizar la curación en el 100% de los pacientes. En cualquier caso se suele limitar el uso de la acupuntura a patologías donde la respuesta es al menos tan buena como con medicina convencional. Y si la acupuntura no obtiene el resultado deseado en un paciente dado, no significa que la acupuntura no funciona, sino que en ese paciente concreto no fue eficaz, pero lo más probable es que lo sea en otros, como ocurre con cualquier antibiótico u otra intervención médica.

Se ha demostrado que la acupuntura aumenta los niveles de distintos neurotransmisores (endorfina, encefalina, serotonina, noradrenalina, dopamina…), aumenta distintos neurohormonas (FSH, LH, GH, cortisol…), aumenta niveles de enzimas mitocondriales relacionados con el estrés oxidativo (superoxidodismutasa, glutatión peroxidasa..) enlenteciendo el proceso de envejecimiento, aumentando la resistencia a esfuerzos físicos, reduciendo la velocidad de progresión en enfermedades degenerativas y previniendo enfermedades.

Métodos de neuroimagen sofisticados (RM funcional, SPECT, ecografía doppler transcraneal…) confirman que la acupuntura estimula estructuras cerebrales corticales y subcorticales, aumenta el flujo sanguíneo cerebral y el aporte de oxigeno al cerebro.

Pide cita con el Dr. Beltrán Carrillo

Para más información:

91 542 29 45o si lo prefieres nosotros te llamamosCalle Ferraz, 49 – 1º izquierdainfo@beltrancarrillo.com
Contacto