EFICACIA Y EFECTIVIDAD CLÍNICA DE LA ACUPUNTURA

Desde los años 70 del siglo pasado y de forma continua, la acupuntura se ha sometido a numerosos estudios sobre su plausibilidad biológica y sobre su mecanismo de acción tanto en animales como en humanos sanos y enfermos. Estos estudios; aleatorios controlados, revisiones sistemáticas, metaanálisis… han demostrado su eficacia y efectividad clínica.

Reducir el dolor de la gonartrosis mediante la acupuntura

En los últimos años, la esperanza de vida de la población se ha incrementado. De hecho, en 2050, más de la cuarta parte de la población a nivel mundial serán personas mayores de 60 años (según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS) y en España supondrá el 36% (según el Instituto Nacional de Estadística, INE). Esto supone que estaremos ante una población envejecida que requiere un tipo de atención en salud más específica y orientada a proporcionar mayor calidad de vida, aunque este objetivo se complica cuando aparecen patologías vinculadas al dolor, como es un gran porcentaje de casos, la temida artrosis. Se trata de una enfermedad degenerativa crónica que se caracteriza por la destrucción del cartílago articular y el hueso circundante, desestabilizando el acoplamiento normal de la articulación, provocando dolor, limitando la movilidad de dicha articulación y desembocando frecuentemente en incapacidad funcional. Y aunque la edad, la predisposición genética y la obesidad, suelen ser las causas de la artrosis, está estudiado que se da con más frecuencia entre las mujeres.

La gonartrosis es la artrosis que afecta a la rodilla. Según se agravan sus síntomas llega a constituirse en la enfermedad responsable del mayor porcentaje de discapacidad en el mundo, al constituirse en impedimento para subir escaleras, caminar o realizar tareas domésticas. El tratamiento de esta enfermedad en principio se recomienda que sea conservador o no invasivo, y para casos avanzados se sugiere tratamiento quirúrgico.

Por desgracia se trata de una enfermedad que tiende a empeorar, por lo que se debe de abordar de forma efectiva, segura y cuyos beneficios se prolonguen lo más posible en el tiempo. Para estos casos la Acupuntura presenta interesantes expectativas, con múltiples estudios que demuestran buenos resultados en la reducción de dolor, rehabilitación de capacidad funcional y capacidades motoras, tanto cuando se utiliza en solitario como complementario a otras terapias. Así lo han demostrado diversos trabajos en el que recomiendan que la acupuntura sea considerada como un tratamiento coadyuvante o en solitario para aliviar el dolor y mejorar la funcionalidad de la articulación. Y es que está comprobada la base biológica de la acupuntura para reducir el dolor en general, ya que llega a estimular al sistema nervioso para liberar una amplia gama de neurotransimisores, especialmente opioides endógenos, que actúan suprimiendo el dolor, además de desencadenar poderosos procesos antiinflamatorios.

Diversos estudios reflejan que de media son necesarias 10 sesiones de acupuntura para tratar condiciones crónicas y los efectos benéficos para aliviar el dolor permanecen en un tiempo previsto de unos 12 meses. No obstante, estos mismos estudios recomiendan que se realice un abordaje multidisciplinar, siendo la acupuntura una opción de bajo coste y segura.