La acupuntura combate el estrés de los directivos

El ritmo frenético en el que estamos inmersos, provoca que las personas padezcan situaciones de estrés, cada vez más a menudo. Y esto se hace aún más patente entre los directivos, debido a que su entorno está condicionado por situaciones negativas y también por positivas, para ambos casos puede alterar su salud, dando lugar a bajo rendimiento laboral, enfermedades cardiovasculares, ansiedad o depresión, entre otros.

Acupuntura frente al estrés

Pero el problema radica en cómo gestiona el directivo sus emociones. Si el estrés es adecuadamente manejado será la forma en la cual el individuo produce cambios adaptativos positivos; si por el contrario es excesivo o no adecuadamente manejado o ignorado y no tratado, producirá una serie de cambios neurofisiológicos negativos que pueden llevar a una enfermedad psiquiátrica. Además de provocar otros síntomas como pueden ser alteraciones de la piel -acné, dermatitis, cefaleas- incluso enfermedades frecuentes como catarros de repetición…; síntomas digestivos, alteraciones del apetito, falta de energía, alteraciones del sueño, palpitaciones, sudoración excesiva,…

Ante esta situación, la acupuntura supone una intervención útil para tratar múltiples problemas de salud mental y emocional, y evitar los cambios negativos neurofisiopatológicos que llevarían la aparición de trastornos de ánimo como ansiedad, depresión… además, de permitir corregir las alteraciones neurobioquímicas, alivia los síntomas y aumenta la resistencia al estrés.

Está comprobado el efecto beneficioso de la acupuntura en las estructuras cerebrales reduciendo la frecuencia cardiaca, aumento de la actividad parasimpática y reducción de la actividad simpática, así como contribuyendo al equilibrio simpaticovagal.